¿Cómo reducir los residuos plásticos en nuestra vida diaria?

El plástico se ha convertido en uno de los materiales más usados en los últimos años. Es prácticamente imposible entrar en el cuarto de baño o en la cocina y no ver utensilios, envases o productos con plásticos. Según Greenpeace, cada año se producen más de 500 mil millones de botellas de plástico de un solo uso y lo peor es que cada botella tarda en descomponerse unos 500 años.

Esto nos hace preguntarnos: ¿de verdad es necesario usar este material para productos que solo vamos a utilizar una vez? ¿no hay una alternativa para dejar de producir residuos plásticos?

Desafortunadamente, las botellas de plástico son solo un ejemplo. Como este hay miles de productos que contaminan nuestro planeta a diario. Sabemos que puede parecer complicado dejar de utilizarlos, por eso te vamos a dar unos consejos muy sencillos de aplicar para reducir el consumo de plástico por alternativas menos dañinas para el medio ambiente.

¿Cómo reducir los residuos plásticos en nuestra vida diaria?

  1. Cambiar botellas de plásticos por botellas de acero inoxidable: Cada minuto se compran un millón de botellas de plástico en el mundo. Los fabricantes no van a dejar de producir algo que les reporta beneficios, por lo tanto si queremos que cambien ellos, tenemos que cambiar nosotros nuestros hábitos de consumo. Además, las botellas reutilizables mantienen el agua más fresca ¡Son todo ventajas!
  2. Utilizar champú sólido en lugar de botes de champú: Siguiendo el ejemplo anterior, una buena alternativa es usar los champús sólidos que tanto están de moda. Además de reducir el uso de botes de plástico, tienen otra serie de ventajas: Están concentrados para durar mucho más, son aptos para ir de viaje y son mucho más naturales ¡Atrévete a probarlos!Foto de champús sólidos naturales(Foto de champús sólidos naturales)
  1. Usar bolsas de tela: Aunque se están reduciendo las bolsas de plástico de un solo uso, aún queda mucho por hacer. Las bolsas de tela son ideales para ir a comprar; son más resistentes, reutilizables y caben muchas más cosas. Y para evitar tener que comprar bolsas porque se nos olvide cogerla con las prisas, nuestra recomendación es tener siempre una en casa y otra en el coche. Así nunca te quedas sin ella.
  2. Utilizar productos de bambú para el baño: Los bastoncillos tradicionales dejarán de existir en 2021, así como los platos, cubiertos, pajitas y otros plásticos de un solo uso. Lo mejor es empezar cuanto antes a comprar estos productos de otros materiales, como los bastoncillos de bambú o los cepillos de dientes de bambú, así cuando se haga efectiva la prohibición no notarás la diferencia.
  3. Dar una oportunidad al desodorante sólido: Al igual que con el champú, existen desodorantes de piedra de alumbre que evitan el plástico o el metal y son beneficiosos para nuestra piel. No contienen aluminio ni químicos, por lo que notarás la diferencia en cuanto los uses.

Si ya estás cambiando tus hábitos y usas menos plástico, háznoslo saber en los comentarios. Tu experiencia puede ayudar a otros a dar el paso que tanto necesitamos. 

Nuestro objetivo es el mismo: Un mundo sin plástico.

Dejar un comentario