¿Por qué necesitas un champú sin sulfatos ni siliconas?

Cuantos más ingredientes tenga un champú, menos concentración de esos ingredientes tendrá. Piensa por un momento, si un champú tiene una lista muy grande de ingredientes y su precio es asequible, ¿cuál es el truco? Es fácil. La concentración de cada uno es muy baja y su procedencia será cuestionable.

Sin embargo, no pienses que tienes que gastar una fortuna en adquirir champús buenos para tu pelo. Simplemente, tienes que encontrar el equilibrio entre el coste y el contenido del producto.

Actualmente, está muy de moda evitar los sulfatos y las siliconas, pero ¿sabemos por qué?

Los sulfatos

Suelen tener el siguiente nombre “Sodium Laureth Sulfate”. Se incluyen en los champús por tres motivos principales: Suelen ser baratos, tienen una alta capacidad de limpieza y hacen que el champú al entrar en contacto con el agua haga mucha espuma. Entonces, ¿cuál es el problema? Que son muy agresivos, destruyen los lípidos naturales que nuestra piel genera para defenderse de forma natural.

Si los usas habitualmente pueden producir irritaciones, problemas de sequedad y caspa. Si, además, tienes el cabello teñido, deberías evitar al máximo los sulfatos, porque provocan la pérdida de color y opacidad.

Las siliconas: 

Las siliconas se identifican con el nombre dimethicone, polymethylsiloxane, dimethyl silicone o polysiloxane y son un ingrediente muy engañoso. En un principio, parece que mejora el aspecto de tu cabello, haciendo que luzca sedoso y con brillo. Sin embargo, es una sensación momentánea

La silicona recubre la fibra capilar del pelo dificultando la oxigenación del mismo. A largo plazo, puede dañar gravemente tu cabello porque es más complicado que entre la humedad, el sol, incluso el oxígeno. Esto provocará una pérdida de brillo y de hidratación que es difícil recuperar.

Si estás acostumbrada a usar champús con siliconas y quieres abandonar esta mala costumbre, te avisamos: al principio no te va a gustar tu pelo.

Los primeros días, seguramente, no encuentres tu cabello tan suave y brillante. Esto es porque estás eliminando las siliconas que lo suavizan. En un par de lavados vas a notar la diferencia. La primera semana, notarás tu pelo más limpio y sano, pero dale tiempo. Será a partir de la segunda semana cuando empieces a notar tu pelo con más fuerza y brillo.

Es posible que no tengas el cabello graso como creías, sino que el champú que utilizas lo que hace es ensuciarlo en vez de limpiarlo.

Además, si quieres evitar productos dañinos para tu cabello también es importante que evites los parabenos.

Los parabenos: 

Los parabenos los encontrarás bajo el nombre de methylparaben, propylparaben, butylparaben o benzylparaben. Son conservantes y bactericidas para que el producto no pierda efectividad con el tiempo. 

El problema de este tipo de productos es que, según científicos, estas sustancias se han encontrado en tumores mamarios. No está demostrado con total seguridad, pero preferimos recomendar no usar ingredientes que, de algún modo, están relacionados con el cáncer.

¿Qué champús están libres de estos componentes? 

No son pocos los champús beneficiosos para tu cabello, pero te recomendamos que investigues los componentes antes de elegir uno u otro. Los champús sólidos están muy de moda actualmente porque sus ingredientes son más naturales y sus fórmulas más respetuosas con el cabello. Además, son más respetuosos con el medio ambiente porque no suelen utilizar plástico en su envasado.

Dejar un comentario