¿Por qué usar un limpiador facial natural?

La limpieza facial es tan importante como ducharse cada día. Casi el 90% de las españolas no se salta este paso en su día a día, según datos de Birchbox.

Y es que es muy importante limpiar el rostro a diario para regenerar la piel y frenar los signos del envejecimiento.

Sin embargo, ¿sabes realmente qué productos son buenos para la limpieza facial?

La importancia del limpiador facial natural

La piel del rostro es muy delicada y lo más importante es tratarla con productos que no sean demasiado agresivos o conseguirás el efecto contrario al que deseas conseguir.

Busca productos que lleven ingredientes naturales, no te dejes engañar por una marca o una publicidad. Investiga bien los ingredientes de todos los artículos que vayan a entrar en contacto con tu piel.

Nosotros recomendamos el limpiador facial de carbón activo. El carbón activo es el elemento perfecto para absorber la grasa y eliminar los puntos negros y otras imperfecciones de la piel. En nuestro blog tenemos un artículo explicando cinco beneficios del carbón activado.

Un buen limpiador facial natural elimina las impurezas que genera la piel y regula el exceso de grasa producido, dejando tu piel en un estado excelente.

¿Cómo utilizar un limpiador facial natural?

Para mejorar el aspecto de tu rostro es importante mantener una rutina de limpieza diaria. Es muy fácil de realizar, pero te aconsejamos la mejor forma de limpiar el rostro.

Recomendamos realizar la limpieza durante la ducha diaria. El vapor de agua abrirá tus poros y la limpieza será más efectiva. Además, de esta forma, no se te olvidará nunca y tampoco te dará pereza

  1. Humedece tu piel con agua caliente. De esta forma conseguirás abrir tus poros con el vapor de agua.
  2. Frota la pastilla suavemente hasta conseguir espuma.
  3. Masajea en los pómulos y en la zona T (frente y nariz).
  4. Aplica la espuma que se ha generado por el resto del rostro, teniendo especial cuidado con los ojos.
  5. Aclara bien con mucha agua y sécate con una toalla que utilices solo para la cara. No utilices ni la toalla del cuerpo ni la de las manos.
  6. ¡Disfruta!

Realizando esta rutina a diario notarás como tu piel mejora y tiene un aspecto más reluciente.

Dejar un comentario